¿Por qué septiembre es verde?

En el país comenzó la recolección de firmas por la Ley de derechos sexuales y reproductivos. Conoce las actividades divulgativas para que te informes sobre la importancia de estos derechos

Por María Alejandra Martín • @maylaroja / Fotografías LC Sanchez • @Lc.sanchez.edit?

Otra vez, es 28S.

Ya casi es 28 de septiembre de nuevo y los movimientos de mujeres saldremos a las calles en exigencia de las deudas por los derechos sociales en el país que aún no se consagran y que no son capricho. Y es que ese es el día de la acción directa por la despenalización del aborto en Latinoamérica y el Caribe.

El año pasado fuimos testigos de una movilización histórica en donde centenares de organizaciones e individualidades a viva voz se sumaron en un intercambio de intervención de calle y revitalización en unidad del movimiento feminista. La primera marcha multitudinaria de colectivas e individualidades, vista en años, reclamando los derechos del sector mujer. La consigna de la efeméride: la exigencia por el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. Una lucha de las mujeres y personas gestantes que se da en cualquier parte del mundo y un hecho invisibilizado que hace eco en cada hogar.

Más de veinte movimientos se sumán a las actividades por el Septiembre Verde

Y es que basta de creer que quienes impiden la práctica evitan que suceda. Las mujeres no van por la vida queriendo abortar. Históricamente la anticoncepción como responsabilidad que recae en su mayoría en el obrar y sabiduría de la mujer, la pone en desventaja al pensar que numéricamente una mujer se embaraza y nueve meses después es que puede volver a embarazarse, mientras un hombre que embaraza puede embarazar muchos otros días del año. El embarazo debe ser deseado y abortar es autonomía en torno a la decisión reproductiva. Es un hecho que no debe juzgarse creyendo que nació en la modernidad. Aunque es algo que aún cuenta con grandes brechas de aceptación por la fuerza de sectores morales y religiosos, es una deuda de salud pública ya que el aborto inseguro en latinoamerica, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aunque poco se sepa, es la tercera causa de mortalidad materna en mujeres.

La ley y la Ruta Verde

Entendiendo la salud sexual y reproductiva como toda atención, información, derecho en torno a cómo ejercer su sexualidad, lucir a quien amar y reproducirse: cuántos hijos tener, decidir tenerlos o no.

La Ruta Verde espacio de unión de colectivas e individualidades por la despenalización

Se entiende que se proponga una Ley que defienda los derechos sexuales y reproductivos de hombres y mujeres del país. Es así como –por instrucción de la mesa de movimientos sociales y con comisión de la Asamblea Nacional que surgió del mencionado 28S-, comenzó el diseño de propuesta de Ley de salud sexual y reproductiva en actual construcción y por la cual se están recogiendo firmas que permitan consagrar una normativa en torno al acceso a la educación, información, servicios y atención integral de calidad.

Desde ese día y perfiladas a volver a encontrarse este 28 septiembre, asistieron el pasado sábado 10 al encuentro de movimientos e individualidades de la Ruta Verde, en donde más de veinte organizaciones debatieron la agenda política en torno a la Ley y al diseño de la actividad del próximo 28S.

Encontrándose perfiladas para el 28 de septiembre

En voces de sus asistentes

Aya Vitala Global: Es una organización que impulsa una App con presencia en Venezuela y que promueve información en torno a la salud sexual y reproductiva. Genesis Luigi nos indica “Nos dedicamos a diseñar herramientas digitales para la promoción de los derechos sexuales y reproductivos. Luchamos por un mundo en donde todas las personas puedan tener el control de su sexualidad y en donde la justicia reproductiva sea una realidad y no solo un ideal”.

Defienden que “la terminación voluntaria del embarazo forma parte integral del derecho a la salud. También creemos en la autodeterminación de las mujeres y personas con capacidad de gestar para tomar las decisiones sobre sus vidas. Creemos que el aborto no debe ser estigmatizado, sino acompañado y libre”.

En función al marco restrictivo venezolano en torno al aborto, opinan: “El marco legal no permite que las personas puedan ejercer el derecho a una vida digna ni a la salud.

En el marco legal de Venezuela solo se permite el aborto por causal vida y en circunstancias muy específicas. Es una causal que instrumentaliza el poder de decidir de las personas. Creemos que la legislación en Venezuela debe armonizarse con el derecho internacional y con las convenciones y conferencias de las que Venezuela es parte”.
Sobre la Ley, “es un paso crucial para empezar a tener conversaciones más abiertas, francas, y basadas en evidencia sobre el aborto. Es un proyecto que abre la puerta no solo para desestigmatizar temas como el aborto, sino temas como ejercicio de una sexualidad segura, sana y placentera”.

Espacio asambleario para la toma de decisiones

Laura Cano quien pertenece a la Ruta Verde –una organización en defensa de los derechos de las mujeres, niños, niñas, adolescentes y miembros de la comunidades sexo género diversas-, habla de cómo su organización se encarga de “la gestión de casos, apoyo psicosocial, asesoría jurídica a personas en situación de violencia. Hacemos parte de la construcción del feminismo popular mediante el trabajo colectivo para erradicar la violencia en diferentes territorios, actualmente en más de 15 estados del país tenemos una red de acompañamiento territorial”.

Comenta que en el último año difundieron contenidos con información segura en torno a derechos sexuales, reproductivos y métodos anticonceptivos. La Ruta Verde es la campaña por la despenalización legal y social del aborto y ha sido una organización impulsora de este espacio de articulación feminista que se creó en agosto de 2021.

Para ella en Venezuela es importante luchar por la interrupción voluntaria del embarazo ya que “tiene que ver con el ejercicio del derecho humano sexual y reproductivo, siendo el Estado y las comunidades quienes deben alcanzarlo y defenderlo en torno a la despenalización social. Por la mirada estigmatizante de grupos anti derechos y conservadores y la penalización y la clandestinidad que lo vuelven más difícil para las mujeres y que ponen en riesgo su vida”.

Comenzó la recolección de firmas

Comenta que: “La penalización del aborto no salva ninguna vida, más bien es una de las primeras tres causas de mortalidad materna según cifras del Ministerio del Poder Popular para la Salud; es la tercera causa de abortos inseguros que acaban con la vida y afectan la salud de mujeres adolescentes y niñas. Muchas de ellas han sido violadas o abusadas sexualmente ya que no se cuenta con información oportuna. Esto tiene que ver con la autonomía reproductiva sobre su cuerpo, su vida y sus destinos y también porque son estas mujeres quienes se ven expuestas ante los medios de comunicación, se les encarcela, se les abre un proceso de investigación y se les criminaliza. Sin embargo existe todo un mercado irregular de pastillas para abortar que no ofrecen información verídica y que pone en riesgos vidas, al igual que clínicas clandestinas que operan en este marco ilegal arriesgando a las mujeres”.

En Venezuela existe el Código Penal que es restrictivo desde hace más de 120 años. Desde la Ruta Verde se lleva el debate a la Asamblea Nacional esperando que cada vez más el aborto sea considerado un derecho fundamental y que se discutan estos derechos a nivel comunitario e institucional en donde reconozcamos que la ilegalidad del aborto no salva vidas, es romper con los mitos en torno al aborto como delito y como hecho natural.

Su opinión sobre el proyecto de Ley: “El proyecto de Ley de derechos sexuales y reproductivos está abocado a garantizar el acceso a educación sexual integral, métodos anticonceptivos de manera gratuita e información segura de cómo prevenir embarazos no deseados y cómo hacer frente a un embarazo no deseado. También garantiza -una vez aprobada- la prevención y atención de abortos inseguros en el país y un capítulo final con una disposición derogatoria que permitirá eliminar los artículos 430, 431, 432 433 del Código Penal que criminalizan el aborto, dando pie al proceso de despenalización social. Esta Ley reconoce de manera importante la orientación sexual, la expresión de género e identidad sexual, la libre asociación de géneros, es para toda la población. Pretende apuntar también al parto humanizado, nacimiento humanizado, vidas libres de violencias sexuales obstétricas, etcétera”.

Espacios de participación popular de las mujeres

También se encuentran desarrollando disposiciones para quienes atenten contra dicha Ley. Es importante recordar que este proyecto es de consulta pública y está en construcción, en él, hasta el momento, se han desarrollado seis capítulos y dieciocho artículos. Súmate a las actividades por el 28S y firma por tus derechos.

ÉPALE CCS N°478