Receta para hacer té de cundeamor (sin cundeamor)

Por El Yerbatero* / Ilustración Daniel Pérez

Ingredientes:

1.- La semilla de un aguacate maduro, grande, de esos que no se pelan con dificultad, comprado en cualquier parte de Caracas luego de verlo por dentro. También sirve una semilla de otro aguacate cualquiera que iba directo a la basura.

2.- Toda la concha de una piña mediana seleccionada por usted, sin intermediarios. Las otras conchas de otras piñas que, de cualquier modo, su destino era ir mezcladas con otros productos orgánicos en una bolsa de plástico, nuevecita, llena de basura, no son indicadas para esta preparación, pero con esas otras, las conchas, se hace un jugo de piña muy sabroso: hiérvalas hasta que ablanden (puede que no pase), espere tibieza, licúe y cuele; no necesita endulzarse.

3.- Una ramita (que no ramillete) de malojillo, regalada (no funcionan las que se arrancan sin permiso) y sembrada en la montaña de Caracas, el Waraira Repano; entiendo la dificultad para conseguir este ingrediente, pero siendo que hay invasiones en la misma montaña, ahí mismito, a pocos metros de la Cota Mil (y rogando para que no vaya el FAES: sólo están contaminando los manantiales, ¿no?), pues, disculpen la expresión: mala leche. Si no fue sembrado allí el té de cundeamor se pasma.

4.- Dos o tres de las ramitas más tiernas de cualquier orégano orejón; deben ser arrancadas con ternura, claro. Sí, con la ternura también se arrancan cosas. Y sólo funciona con dos o tres; aún no se ha encontrado la explicación.

5.- Miel. Con un poquitico basta.

Preparación:

Coloque agua en una olla grande: son dos litros. Encienda el fuego, fuerte. Meta todos los ingredientes, excepto la miel; si su amor está cerca, por casualidad, y le apura, es una señal: aún no es la hora de este té, pero le falta poquito. Espere unos minutos (no más de 12), y apague el fuego.

Sirva caliente en taza de boca ancha. Otro uso: sirve para quitar la tristeza. La rabia, no. Busque un poquitico de miel.

(*Gustavo Mérida)

 

ÉPALE 368

Previous article

Cuarentena en Fa mayor

Next article

Noticias de juguetes