San Agustín, ingenio comunitario cultural

Colorido, sonoridad de habitantes que saben que las expresiones artísticas son el motor por la transformación social, celebran el primer Festival Comunitario de Cine San Agustín “Cumbe”

                                      Por María Alejandra Martín • @maylaroja                                            Fotografías Michael Mata • @realmonto / Freddy Hernandez • @herblaf

Su historia data de principios del siglo XX, en ese tiempo el motor cultural que hoy conocemos, era solo una hermosa extensión de hacienda. Los movimientos poblacionales del inicio de una Venezuela petrolera, concentraron sus primeros pobladores en los alrededores de las calles del centro que aglomeraban oportunidades de trabajo, espacios para el sano y no tan sano esparcimiento, vivienda y toda una identidad urbana que se estaba gestando.

La plaza de toros del Nuevo Circo (1917) dio un impulso a la creación de un primer urbanismo en (1926). Es así como oriundos de Miranda y Nueva Esparta, los fundadores de lo que hoy conocemos, asentaban las bases de esta identidad diversa que para 1943 con el boom del cine ya tenía su pilar cultural el teatro Alameda. Y que terminaría ampliándose en décadas sucesivas con otros hitos como la creación de Parque Central en 1970. Separada por El Guaire, San Agustín del norte y del sur y su historia rica en diversidad y resistencia, hoy protagoniza su primer festival comunitario, con sede e ideario de su gente en el barrio.

La identidad de San Agustín desde el lente de sus habitantes más pequeños

Festival de cine Cumbe

Del 23 al 28 de mayo se realizó el primer festival comunitario de la parroquia San Agustín, el 23 fue su inauguración en el teatro Alameda y en homenaje a Jacobo Penzo se dio la proyección del documental El afinque de Marín, testimonio de esos intentos de 1971 por derrumbar la parroquia, hecho que no ocurrió gracias a la oposición de sus pobladores.

Con música y la presentación del concurso de ficción y documental con premios en metálico gracias al Centro Autónomo Nacional de Cinematografía se presentó el cronograma.

Serían proyectadas en cuatro salas de la gran Caracas Serenata de una leyenda, 40 años del asesinato en honor a Jorge Rodríguez (padre), Que buena broma Bromelia de Efterpi Charalambidis, Especial de Ignacio Márquez, Un país llamado el pez que fuma de Alejandro Picó e Hijos de la tierra de Jacobo Penzo, estas participantes del concurso.

H2O, y Kaporito entre algunas películas que fueron proyectadas para el público infantil. Películas internacionales como El hijo adoptivo (Suiza), Campeones (España), El rostro escondido (Haití), Los ojos de Santiago (Cuba),  Mama África de Benito Márquez (grabada entre Venezuela y Nigeria), también fueron disfrutadas por los habitantes de la comunidad y público asistente.

Video conferencia sobre el Cine latinoamericano y la organización popular fueron dictadas por Wilmer Pérez y Benito Zambrano; Manuel Barrios saxofonista nominado a premios internacionales oriundo de San Agustín también participó y animó significativamente con su presentación musical así como, las de Jamming 100% San Agustín, Ritual Sonoro de Dionis Bahamond y Takarigüita Ensamble.

La exposición fotográfica de niños #100camerasx100sanagustín expuesta en el teatro Alameda y la de 8 mujeres 100% San Agustín del Centro Cultural Parque Central, fueron objeto de mucha admiración, ya que eran la concreción de un proceso de exploración y formativo, de niños, niñas y mujeres de la parroquia que expusieron su mirada de lo bonito e importante del sitio donde viven, demostrando que la fuerza de la identidad reside en sus habitantes.

Cuatro salas de cine se activaron en Caracas para esta gala de cine nacional

La mirada desde sus organizadores

Reinaldo Mijares es director de 100% San Agustín conversamos con él sobre este primer festival comunitario. “El festival de cine Cumbe San Agustín, es posible gracias a las alianzas y el patrocinio del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, la Embajada de España en Venezuela, Mincultura, Fundarte y la Alcaldía de Caracas, y el apoyo con Cinemateca Nacional, Amazonia, Circuito Gran Cine y diversas organizaciones culturales de la parroquia. Este festival se realizó en cuatro salas ‘Sala Carlos Orta’ del teatro Alameda, ‘Sala Antonieta Colón’ del Centro Cultural Parque Central, la sala de la Cinemateca Nacional (Bellas Artes) y en el Nuevo Circo de Caracas, además tenemos proyecciones de cine a cielo abierto y bajo las estrellas, en las filas de Marín, la plazoleta del ‘Afinque’, y en el boulevard de la avenida principal”.

Un festival para todas y todos, cine para habitantes y visitantes. Lo más bonito es su producción comunitaria

_

Le preguntamos sobre las actividades a realizar: “Hubo concurso de cine nacional del 2019 a 2022, participaron siete películas de temática ciencia ficción, y siete documentales por un premio en metálico, también se proyectó cine de diez países del mundo (Argentina, Cuba, México, Francia, España, Alemania, Suiza, El Congo, y Palestina), películas infantiles nacionales e internacionales que convocaron a las 22 instituciones educativas públicas y privadas de la parroquia”.

Organizando la voluntad popular

Reinaldo es un conocido promotor cultural de la parroquia, quise saber sobre su sentir como habitante de San Agustín: “Lo que más me gusta es su gente amable, su gente alegre, trabajadora y talentosa decidida a incidir en la transformación de la realidad social desde el trabajo cultural y las artes. Las cualidades de un barrio que desde hace más de seis décadas viene entendiendo que por medio de las artes y la cultura están las herramientas para la transformación social, y es un barrio ganado a la actividad cultural, en donde el trabajo es de la organización popular, y su desafío sigue siendo que el barrio se empodere de sus cualidades y de su gestión comunitaria. Los espacios comunitarios, permiten crear nuevos contenidos y narrativas, es siempre la posibilidad de generar valores a través de la cultura, el encuentro, la solidaridad y el respeto, la apreciación por las diferencias y la potencialidad de las mixturas, de las diferentes visiones culturales del país y del mundo.”

Parroquia cultural que resiste  con en el paso de sus generaciones, cuna de grandes eminencias de las artes y el deporte

_

Se vienen cosas buenas para 100% San Agustín y los habitantes de esta importante parroquia cultural: “Estamos trabajando el plan 100% San Agustín parroquia 2030 con el fin de potenciar el sector como un corredor turístico cultural de caracas, un espacio para todas y todos, que abre el barrio para toda la ciudad y que abre la ciudad hacia el barrio, para romper los paradigmas negativos del barrio como zona roja. Entendemos el barrio como militante de la belleza y la alegría, un barrio afrodescendiente y de esos valores de identidad construimos un nuevo futuro de nuestra comunidad”. El artista encargado de crear las  estuatillas de premiación fué Richard Parada quien tambien es de San Agustin y su aporte musical y artistico es de importancia para esta localidad.

Parroquia exponente de artistas de gran talento

San Agustín desde la cámara

El trabajo de Félix Gerardi y las mujeres, niños y niñas de la comunidad de San Agustín fue lo que más me cautivó de todo este festival, este producto es el resultado de la cosmovisión de los habitantes de la parroquia que hace cultura.

“Soy del comité organizador, me tocó la parte de las exposiciones de fotografía, en una fui tallerista y profesor de taller, guía espiritual de ocho mujeres fotógrafas del barrio que se miraron a sí mismas, el espíritu de este festival es ese en sus cuatro sedes, lo más importante es que es el primer festival creado por una comunidad organizada, por el barrio, una gente que está convencida en amar su barrio  y construir en el sueños de participación cultural. 100% San Agustín es más amplio que este festival, los talleres del teatro Alameda donde asisten más de 300 niños, El Guaguancó de Colores festival comunitario de murales que construye nuevos imaginarios del barrio desde la mirada de sus habitantes, desde las Filas de Marín donde llega el metrocable en La Ceiba y baja por toda la cuesta de la montaña, hace que te encuentres con murales hechos por los y las habitantes y por muralistas caraqueños, que contribuyen a este movimiento. El festival ha sido la punta de lanza para este año, se viene el festival de danza La Movida, El Cumbe de música, y otros festivales más amplios, en donde lo importante es que se sepa que el barrio está activo, vivo y es un ejemplo, un faro para las demás comunidades por la organización a través de la cultura, y demostrando que la violencia ha cedido espacios, le ganamos el espacio a la violencia con la cultura, con creer en estos sueños, fotografía, cine, video, danza, percusión, construyendo para hacer las cosas diferentes, de una manera muy particular llena de gran alegría, y lo fundamental es que la gente está participando, la gente se mira a sí misma y no solo es que va gente a verlas al barrio, San Agustín se mira a sí mismo como una totalidad, como un sueño.

Herramientas para la vida, la cámara contando anécdotas

Potencia cultural

Palabras sobran para describir lo que se siente caminar por esta parroquia, este es solo un ejemplo, de lo mucho que San Agustín nos ofrece por años, en lo personal considero enriquecedor que siga existiendo y motivando a esa generación de relevo que por décadas, asume el liderazgo de un sector que tiene años haciendo historia cultural y persistiendo en el tiempo, como el sitio ideal de origen de las mejores agrupaciones de salsa caraqueña, del calor de su gente, de sus tradiciones y su potencia por generar condiciones más aptas para vivir y para que otros visiten este maravilloso corredor cultural.

Compartiendo en familia visiones de ciudad

ÉPALE 463

 

 

Previous article

Caracas de memoria