Si no eres tú

Por Humberto Márquez / Ilustración Erasmo Sánchez

Si hay un bolero originario, de entrega total, de esos que nos parten el alma a los “arrastraos” por amor, es éste de Pedro Flores que encontré hurgando un viejo catálogo, en el álbum Esta es Graciela con Machito y su orquesta, de 1963. Y cuando digo originario me refiero a su letra de Génesis, el libro de los primeros sucesos, incluido el primer amor. ¡Dígalo ahí Don Pedro!: “Cuando Dios hizo el mundo mi bien/ Dejó sobre entendido su plan/ Concediéndole a Eva y Adán/El jardín del edén/ Fue la idea del sumo creador/ Que en la tierra creada por él/ Todo hombre tuviera el amor/ de una mujer”. ¡Verdaderamente sublime ese verso!

Aunque el chisme más antiguo de la historia pueda ser, que esos carajos no se quisieron, y que hipotéticamente ese cuento es burda de truculento, incesto, crimen y cacho, -¿Qué diría Freud?- Caín mata a su hermano para no matar al padre, con quién debió compartir hembra, porque si no, ¿cómo se reprodujo la humanidad?… pero hipotéticamente digamos, para no pecar de profanos, y no enredar más la sacra letra, que el Génesis la enreda por sí sola, con metáforas de costilla, culebra y manzana; el poeta Flores evade la triste historia con su lírica angelical: “Si no eres tú, yo no tengo/ Quien me haga feliz/ Porque nadie ha de estar junto a mí/ si no eres tú/ Si no eres tú, en mi vida no habrá un ideal/ No habrá musa que me haga cantar”.

La humildad de Don Pedro Flores era un poema en sí mismo, tanto como para decir: “Yo no he sido músico nunca, no toco ningún instrumento, no conozco una nota musical. Yo no soy poeta, lo que tengo es obra de Dios”. Pero el resto de su canto lo desmiente: “Si no eres tú, nadie cabe ya en mi corazón/ Porque mi vida ya te pertenece a ti/ Si no eres tú, yo no quiero que me/ Hablen de amor, porque nadie/ Comprende mi amor, si no eres tú”.

Si no eres tú fue grabada también por Fernando Álvarez con Bebo Valdez, y está la extraordinaria versión de Cheo Feliciano.

Sólo queda recordar aquel bolero de Lolita de La Colina: “Si no eres tú, no será cualquiera”.

¡Llévatela guayabo! …¡Que el amor no pudo!… Jajaja

ÉPALE 471

Previous article

Te busco