Tablas para la conciencia

Desde el 29 de julio y hasta el 7 de agosto de 2022, los escenarios de caracas se nutren de militancia con el festival internacional de teatro progresista

Por María Eugenia Acero Colomine • @mariacolomine / Fotografías Alexis Deniz • @denizfotografia / Freddy hernandez • @herblaf • Archivo

El teatro siempre ha sido un arma aguerrida para cuestionar la sociedad e invitar a la reflexión. A partir de una puesta en escena, el juego de palabras y actuaciones buscan remover el espíritu del público, cumpliendo una importante función social de denuncia y visibilización. Sin embargo, no todo el teatro ha sido concebido para el despertar. De ahí que en el tiempo hayan surgido términos como el teatro del oprimido o teatro del diálogo, de Augusto Boal, y el teatro inclusivo, entre otros.

En el marco del 30avo aniversario del 4 de Febrero y los veinte años del Golpe de Estado contra el Comandante Hugo Chávez en 2002, el Gobierno Bolivariano decidió honrar estas importantes fechas con la celebración del I Festival Internacional de Teatro Progresista. El Primer Festival de Teatro Progresista inició en Caracas, Venezuela, bajo el lema: “Que sea humana la humanidad”, y que durante diez días presentará 47 espectáculos con agrupaciones teatrales de 15 países.

Danza, circo y música forman parte de esta cita

El objetivo del evento es expandir un mensaje de unión para todos los pueblos del mundo a través de las artes, la libertad de pensamiento y de acción para la vida. Jericó Montilla, actriz y directora teatral afirmó: “El concepto que tiene el festival, es presentar un teatro político, consciente, crítico, lúcido, para todos los espectadores venezolanos”.

Durante estos días la cultura enviará un mensaje de paz para el mundo y servirá para el diálogo en el proceso de restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Colombia y Venezuela que se irán recuperando a partir del 7 de agosto, cuando asuma Gustavo Petro la presidencia de ese país, el invitado especial del festival.

Durante el acto de inauguración la alcaldesa de Caracas, Carmen Meléndez, informó que en la Gran Caracas se abrieron 14 sedes de teatro para disfrutar de este festival internacional, “que coincidió con el aniversario 455 de la ciudad capital”, refirió la lideresa.

El Ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información, Freddy Ñañez añadió que en este Festival se ponía de manifiesto el progreso traducido en arte para la reflexión. “El teatro es un hecho político. El teatro es lo más parecido a una biblioteca, una iglesia y una asamblea. No tenemos más remedio que aprender a creer en la humanidad. Ver lo que la propia realidad muestra”.

El Ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, acotó: “No es un festival neutro. Creemos que era lo más apropiado para celebrar los treinta años del 4F bajo el adjetivo ‘Progresista’”.

Purgatorio privado con aroma de mujer impactó con sus actuaciones. Foto Félix Gerardi

Hablan los protagonistas

En referencia a la celebración de la fiesta del teatro político, conversamos con varios de los participantes que se están dando cita en esta primera edición de teatro progresista.

Desde Cuba, Uri Rodríguez, director y actor de la compañía de teatro La Barca en Guantánamo afirma: “Llegar a este Festival de Teatro Progresista invita a pensar en lo diferente: en el teatro que está despojado de toda banalidad y que busca la confrontación con el público donde se dé un intercambio, aprendizaje, nuevas miradas y entender el arte como ese suceso transformador en la vida del individuo. El teatro progresista exige eso: progreso. Una mirada bastante contemporánea de lo que venimos haciendo los artistas en consonancia con las maneras y modos de ejercer las sociedades que vivimos. Yo creo que también convida a eso: a pensar a hurgar. No solamente en las riquezas humanas sino también en las miserias y cómo podemos de alguna manera usar esa información que cada uno trae con su diversidad. Estilo, estética e incluso de pensamiento. Algo que sería muy interesante es la idea de un arte que sirva a la humanidad más allá de los pueblos donde vivimos. Eso es interesante: por eso tenemos este Festival de Teatro Progresista. Viene a aportar a estos diálogos interactivos, sanos y productivos”.

“El teatro en Cuba tiene una manera de dialogar con un precedente. Ya eso de hecho está convidando a todos sus espectadores a pensar y a construir de una manera colectiva. El teatro hoy lejos de toda comercialización estética está impulsando a la búsqueda también de soluciones a nuestros propios problemas, por tanto aporta en ese sentido. El teatro cubano está en un progreso muy maravilloso”.

Siete pecados capitales de Bertolt Brecht agotó sus entradas. Foto Jacobo Méndez

El actor venezolano Pedro Pineda agregó: “Como yo soy director del Rajatabla he trabajado como una hormiga. Me alegra ver nuevamente un festival de teatro, porque a Venezuela le hace falta. A todos nos hace falta un festival internacional de teatro. Es importante para todos: ver los montajes internacionales. Volver a ver a Venezuela traer compañías internacionales es un gran orgullo”.

La actriz venezolana Francia Candela, añadió: “Esto es lo más maravilloso que me ha podido pasar. Esto es como sangre nueva, que nos inyecta. Aquí uno conoce personas interesantes. Estoy rodeada de muchos personajes interesantes: está la señora Francis Rueda, el señor Canelón. Toda esa maravilla que uno siente cuando está en las tablas. El teatro progresista es lo mejor que Dios nos ha podido regalar a todos. Con mi propia experiencia creo que sin el teatro muero”.

El actor Otoniel Fernández comentó: “Pertenezco a la Ruta Histórica de Caracas. Este evento es el reconocimiento de un trabajo que se viene haciendo desde hace casi sesenta años, que es trabajar un teatro que tenga un discurso revolucionario. Yo nací en las artes escénicas haciendo teatro revolucionario en el 23 de Enero, en Propatria, La Vega, en todas las parroquias y áreas populares.

Contra la miseria fue la obra inaugural.

Daba clases de teatro, tratando de motorizar entre los más jóvenes la idea de hacer teatro como un arma de lucha y de representación del movimiento popular. Me parece que este es un reconocimiento a todo ese andamiaje. Yo estaba inscrito en una movida que no logró cohesionar como un gran movimiento. Había cientos de grupos dispersos en toda Caracas haciendo una labor de hormiguita con los títeres, con el teatro, con la pantomima. Parece que en 2022 se ha coronado ese proceso con este festival que nos reconoce”.

Gregorio Meléndez pertenece a la agrupación teatral Caudal Encantado, y se presentará en el eje infantil. Él nos comparte: “Mi participación como actor dentro de ese eje es súper interesante ya que nos permite expresar y seguir construyendo. Es el mejor espacio para invitar a seguir construyendo y aportando a nuestro país la integración de las artes como herramienta para la promoción.

Dentro de la pieza estamos tratando el tema ecológico e invitamos a toda la familia. Para nosotros, el teatro infantil es el teatro familiar y llama a la conciencia sobre nuestro planeta. Nos presentaremos el sábado 6 a las 11:00 am y domingo 7 a las 3:00 pm en La Casona. Ahí estaremos con la obra Lo que las hojas hablan. Vayan a ver qué tienen que decirnos las hojas”.

Joaquina de César Rengifo presenta una propuesta combinando elementos temporales

Primero, comer. luego, la moral

El Festival Internacional de Teatro Progresista levantó el telón este viernes 29 de julio con la obra Contra la miseria: una recopilación de varias obras de Bertolt Brecht en las que se cuestionó de manera contundente los estragos de una sociedad decadente basada en la supervivencia más allá de cualquier valor moral. Contra la miseria fue estrenada en los espacios del Teatro Municipal con lleno total y la asistencia de representantes del medio artístico y diplomático internacional.

En esta puesta en escena se conjugaron elementos de circo, baile y teatro musical que reunió a 25 actores y actrices en escena. En la obra de una hora de duración, se hicieron representaciones de las obras Antígona, la Ópera de los Tres Centavos, Madre Coraje y el Circuito de Tiza de Bertolt Brecht.

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas musicalizó las obras: Contra la miseria y Siete pecados capitales

Sube el telón

Las entradas están a la venta en el sitio web Ticketmundo, en VenApp y físicamente en las Librerías del Sur del Teatro Teresa Carreño, Celarg, Chacaíto y Gradillas en Caracas. El costo de las entradas está entre 3 y 6 dólares, pero en el eje infantil la entrada es gratis.