Una gema escondida: Grey Lioness

Saltó desde la ejecución del contrabajo en la música académica al canto, expresa que un artista debe ser real con su música para mover la fibra y sentimientos del espectador

Por Rocío Navarro Amaro • lamusica.flauta@gmail.com / Fotografías Archivo

El blues es una expresión musical que llegó a los Estados Unidos de América del Norte a través de los esclavos que provenían principalmente de la costa occidental de África. Este tráfico de esclavos se produjo ininterrumpidamente desde comienzos del siglo XVII hasta 1812, año en el que quedó prohibido su comercio. Entre las múltiples tareas que ellos debían ejercer estaba la siembra y cosecha en los campos de algodón, que eran largas horas bajo el candente sol y allí cantaban lastimeramente como queriendo escapar en cada silbido o canto que daban. Este género musical es uno de los que aporta mayor expresividad interna a los cantantes pudiendo pasearse por diferentes estadios del alma.

En Venezuela contamos con una cantera de cantantes de blues, jazz, ska y reggae que brillan con luz propia. Grey Lioness es una de estas cantantes, pulida al fragor de estudios, influencias, trabajo e inspiración.

Cuando chiquita siempre la sacaban disfrazada en medio de las fiestas familiares para que cantara alguna canción y le gustaba participar en los actos culturales de la escuela.

Y como se le daba bien esto, a los once años se inició en un núcleo del sistema de orquestas infantiles y juveniles de Venezuela estudiando todo el tren de materias, entre ellas lenguaje musical y canto popular. Tocó contrabajo dos años y cuatro años, el fagot. Luego se enamoró del canto al entrar a la Orquesta de rock sinfónico Simón Bolívar, donde fue fundadora y cantó durante nueve años.

Su voz pertenece a la estirpe de grandes cantantes de blues

En su casa, solo un tío es músico profesional pero su mamá siempre ponía música de todos los estilos y su hermana la ha inspirado mucho porque es bailarina de danza nacionalista.

Lo cierto es que Grey no solamente bebe del blues y de sus referentes vocales y artísticos como Aretha Franklin, James Brown, Ray Charles y Donna Summer, sino que también se alimenta del Rythm & Blues, el ska, jazz, el reggae y el pop. Es decir, es una artista con formación académica, pero fuertemente influenciada por estrellas y maestros de distintos géneros musicales que gracias a ellos siente que ha crecido musicalmente.

En el campo de la creación se ha aventurado muy poco a poco y ha compuesto algunos temas. Hizo uno para el disco llamado Rescatando la raíz Omega, que fue un álbum que recapituló temas de puras exponentes femeninas de la música reggae. Hay otro tema que recomiendo escuchen y se llama I’m the Light, producido con MelOne, productor reconocido, y la Dj Tania Gargano, donde también participó el saxofonista Cammsax. Es un tema de música electrónica y lo pueden escuchar en todas las plataformas musicales por grey.lioness. Un nombre artístico, inspirado en la melena de leona que, hermosamente, ella lleva.

Para Grey lo más importante es que un artista sea real con su música para poder mover la fibra y los sentimientos del espectador, porque los cantantes son canalizadores de sentimientos. Afirma que los artistas y especialmente, los cantantes, pueden hacer que quien los escucha, llore, ría, sueñe y sienta tantas cosas muy profundas, por lo que el compromiso siempre será mover los sentimientos y pasiones de su público. Una gran responsabilidad, ¿cierto?
En estos momentos está en la pre producción de un homenaje a La Lupe, cantante que admiro mucho, escuela de muchos y un barómetro alto en lo que a interpretación se refiere. Espera poder presentar este espectáculo, muy pronto.

Ojalá ese regalo nos sorprenda y nos haga soñar en el ritmo de su potente voz.