EL MENJURJE

SOBERANÍAS SEXUALES

EL RECETARIO DEL PELABOLA

LIBREMENTE

Los colores y la luz vuelven a apoderarse de buena parte de la ciudad con el advenimiento de las fiestas navideñas. Un despliegue superficial que rebosa el paisaje y nos infunde nuevas esperanzas. un Esfuerzo institucional —y personal— que siempre se agradece, en aras de la batalla heroica por la felicidad

Esa zona del espíritu, que no se sabe dónde queda, tiene ahora itinerario para renacer de nuestras penas. Nuestra alma, conocida por su jovialidad, tanto para él como para ella se viste de fiesta por toda la ciudad. diversas experiencias que subsanan tantas ofensas por lo sucedido dentro y fuera del país, para seguir gestando una cultura válida para todas y todos